Sitges y el Mediterráneo

Estándar
El azul inmenso del Mediterráneo

El azul inmenso del Mediterráneo

Ayer visité Sitges con una amiga. No lo conocía y disfruté mucho de los paseos, de las terrazas, de la cena… Viviendo en Suiza rodeada de valles y montañas, se me había olvidado la magia del Mediterráneo con su luz azul profundo.

IMG_3022El Paseo Marítimo, extenso, abierto y cuidado, está flanqueado en uno de sus lados por la playa y el Mediterráneo salpicado de pequeños rompeolas y por inmensas y pulcras mansiones por el otro. Sitges se extiende a lo largo de nada menos que 17 playas.

Mansiones de ensueño

Mansiones de ensueño

Me contaba mi amiga que muchas de esas mansiones fueron construidas en su día por “indianos,” es decir, por hombres de Sitges que tuvieron que emigrar a las Américas en busca de trabajo y fortuna y que al volver mandaron edificar estas pequeñas y discretas viviendas con vistas al mar.

Más mansiones en el Paseo Marítimo de Sitges

Más mansiones en el Paseo Marítimo de Sitges

Varias de las construcciones han sido vendidas con los años, claro. Algunas están siendo remodeladas y otras han sido adquiridas por personajes más o menos famosos nacionales y extranjeros.

Me cuenta también mi amiga que muchas de las mansiones disponen de otras edificaciones menores ocultas a la vista de los viandantes donde se aloja el servicio.

Callejas de Sitges

Callejas de Sitges

Caminamos por el Paseo Marítimo hasta llegar al pueblo antiguo, el original. Aldea de gran tradición vinatera, mantiene su estructura tortuosa y protegida con callejas imposibles y rincones llenos de magia y sabor.

Rincones de Sitges

Rincones de Sitges

Llegamos al punto clave del Sitges original, la iglesia, una edificación que se yergue sólida sobre el baluarte de la urbe, recortándose sobre el profundo azul del cielo tardío de primavera.

Sitges está protegido por el parque natural de las montañas del Garraf, lo que le confiere un microclima natural de temperaturas cálidas y pocas precipitaciones durante todo el año. Ha sido durante siglos lugar de asentamientos humanos y en él ha florecido una particular cultura potenciada en origen por artistas y más adelante por el mundo homosexual que le ha aportado un constante flujo turístico. Hay quien considera a Sitges el Saint Tropez del país.

Ocio en Sitges

Ocio en Sitges

Además del Paseo Marítimo y las callejas antiguas cuajadas de terrazas, bares, restaurantes y tiendas, Sitges cuenta, entre otras atracciones, con un puerto deportivo e incontables actividades de ocio.

Castillo de Maricel

Castillo de Maricel

El  Castillo de Maricel es uno de los museos de arte catalán del pueblo. Construido a principios del siglo XIX, es una de las joyas del novecentismo de Sitges. Con sus muros de piedra encalados y su cuidada imagen, parece sacado de un cuento de hadas o de una historia medieval.

Cae la noche en Sitges

Cae la noche en Sitges

El anochecer tiñe Sitges de añiles e índigos y envuelve sus callejuelas en un ambiente de recogimiento y misterio. Las terrazas encienden sus estufas para caldear el ambiente de nocturna primavera y se llenan de visitantes, turistas y lugareños.

La magia sigue.

Pronto visitaremos más lugares. Un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

»

  1. Suiza bonita y alegre: Me decido a comentarte que en el año 1981 viaje a suiza a trabajar con una empresa de Etziken ( de construcion) del canton de Soholotur vivia en un pueblecito precioso que se llama Horriwil desde ese año no he podido ir a visitarlo , espero volver algun dia.
    Soy de un bonito pueblo de Castilla la Mancha que se llama Daimiel en la inmensa llanura de don Quijote de la mancha al cual quedais invitados a visitar

    Me gusta

    • Hola, Feliciano. Gracias por tu comentario🙂 Castilla La Mancha es precioso también. Tengo el placer de conocer muchas de sus maravillas. Suiza no ha cambiado en los últimos 25 años demasiado. Cuando vengas encontrarás muchos recuerdos
      Un abrazo, J.

      Me gusta

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s