Linternas de agua

Estándar
Linternas

Linternas

Los días 6 de agosto de cada año se celebra en Hiroshima la Ceremonia de las Linternas Flotadoras de la Paz. Se trata de una tradición por la que se preparan miles de linternas de papel de diferentes colores. Los asistentes escribimos en las linternas un mensaje de paz o de recuerdo de algún ser querido que se haya ido y a partir de una hora determinada, las posamos con una vela en su interior sobre la superficie del río. La corriente las arrastra poco a poco hacia el mar. La combinación de las luces de las velas con los colores de las linternas en la oscuridad crea un ambiente mágico y de ensueño.

Decidimos quedarnos para participar en una ceremonia tan única. Es mucha casualidad que hayamos venido precisamente a Hiroshima hoy y no cualquier otro día, y estamos decididos a aprovecharlo todo lo que podamos.

Voluntarios

Voluntarios

Los organizadores nos recomiendan que no lleguemos tarde porque son muchas las personas que participan en esta ceremonia y a veces resulta complicado llegar hasta la orilla del río. Nos acercamos a una de las muchas mesas de los voluntarios. Allí escribimos nuestros mensajes sobre las hojas de colores.

Media hora antes de la cita, comenzamos a hacer cola. A nuestro lado se encuentra un matrimonio de edad con una niña pequeña. Tiene que ser su nieta. Mi amiga japonesa entabla conversación con la abuela. ¡Y menuda conversación! Mi amiga acaba llorando como una magdalena. Resulta que la señora en cuestión es una superviviente del bombardeo. Le cuenta que tenía ocho años cuando cayó la gran bomba y que estaba sin su madre (no nos explica por qué), que murió aquella mañana. Narra todo tipo de horrores y le cuenta a mi querida amiga todo lo que nunca contó antes. Explica cómo los voluntarios apilaban cadáveres. La costumbre en Japón es la cremación pero había tantos que no sabían qué hacer con ellos. Cuenta que en un momento dado cayó un cuerpo de la pila que estaban montando y que el hombre que había caído todavía estaba vivo. Horror y más horror. Dice que nunca quiso contar los detalles cuando la entrevistaban en televisión, que eran demasiado duros. Pero hoy se los ha contado a mi amiga. Y mi amiga ha entendido por primera vez en su vida lo terrible de aquel día. Me explica que siempre han estudiado el bombardeo y la guerra pero que nunca había venido hasta Hiroshima y tampoco, obviamente, había hablado con una superviviente. Hoy ha tenido una experiencia tan fuerte que no podía dejar de llorar. Ha sido para ella una revelación, comprender qué pasó y convertirlo en algo real.

Mi pequeño homenaje

Mi pequeño homenaje

Acabando de prepararlas

Acabando de prepararlas

Pronto llega el momento de bajar a la orilla del río. La gente lo hace de manera ordenada y en silencio. No hay aglomeraciones ni prisa. Junto a las aguas hay más voluntarios que montan la pequeña estructura de madera y colocan sobre ella la vela antes de encenderla. Una vez la linterna está terminada, nos la entregan y bajamos hasta el borde del agua. Con cuidado de no resbalar, dejamos que caiga la linterna sobre el río y comience a deslizarse corriente abajo.

Más voluntarios

Más voluntarios

Dentro del agua hay otros voluntarios que ayudan a quienes no se pueden agachar para colocar sus linternas. Todo está perfectamente preparado y coordinado.

Deseos

Deseos

Todavía no ha oscurecido pero nos debemos marchar. Es una pena. Me habría encantado ver las linternas brillando en la oscuridad.

De camino al autobús me sorprende encontrarme con un grupo de japonesas que regalan “abrazos gratuitos.” Digo que me sorprende porque los nipones no son gente a la que le guste demasiado el roce humano; tienden a evitarlo. Pero estas mujeres nos abrazan y abrazan a todo el que quiere. No sé si tendrán mucho éxito esta noche.

Rezando

Rezando

También por el camino tropezamos con una ceremonia religiosa. Hay música y sacerdotes y el ambiente es muy sobrio.

Recordando

Recordando

Aún un poco más adelante hay cientos de velas de estudiantes que se encienden en recuerdo y en petición de que nunca se vuelva a repetir un horror como el de aquel otro 6 de agosto. Si hay algo que busca esta celebración cada año es convencer al mundo de que las armas nucleares deben desaparecer del mundo. Todos los esfuerzos se centran en expandir esa idea y hacerla llegar a todas las personas. Han lanzado una campaña para solicitar una convención mundial que las erradique para 2020. Todos nosotros firmamos la solicitud. Lo que ya ocurrió hace tantos años nunca debería haber ocurrido pero tal vez esté en nuestra mano evitar que vuelva a ocurrir.

No debemos olvidar y mucho menos repetir

No debemos olvidar y mucho menos repetir

Y con eso dejamos Hiroshima. No creo que olvide nunca el día de hoy con su ceremonia por los caídos, su museo y sus recuerdos, el santuario con los ciervos y la magia de su belleza ni las linternas de la paz. Ha sido un día cargado de emociones y auténticamente mágico.

Pronto más. Un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s