Las habitaciones de la aventura

Estándar

IMG_11218 de corazones: “El Landsgemeinde es una de las formas de democracia directa más antiguas y sencillas de suiza. Los hombres y mujeres que pueden votar se reúnen un día determinado a cielo abierto para votar a mano alzada. Los únicos landsgemeinden cantonales que aún existen hoy en día son los de los cantones de Appenzell Innerrhoden y Glaurs. En Appenzell Innerrhoden los hombres también pueden votar alzando su arma reglamentaria del ejército suizo.”

Adventure Rooms o las Habitaciones de la Aventura

Adventure Rooms o las Habitaciones de la Aventura

Las Habitaciones de la aventura o “Adventure rooms,” como se conocen aquí, en Suiza. No sé si la idea es original de los promotores de las habitaciones que hay aquí pero al buscarlo en internet lo primero que me sale es lo que visité el otro día. Os cuento…

Estamos atados!!!

Estamos atados!!!

Se trata de un juego para grupos. Se puede ir en familia, con unos cuantos amigos o incluso en dos equipos que compitan entre sí. Las instalaciones originales se construyeron en Berna en 2013 y constan de un sótano misterioso en el que los jugadores quedan encerrados (a veces con las manos esposadas) y en el que tienen que resolver acertijos, buscar llaves y hacer uso de lo que encuentran allí para conseguir salir antes de transcurrido un tiempo determinado.

Las Habitaciones de la Aventura originales están cerradas por reforma (: pero aún así pudimos visitar otras que se supone que son algo más sencillas. Fui con mi familia, es decir, con mi marido y mis dos hijas.

Soltando el cable

Soltando el cable

Primero nos pusieron unas esposas por parejas, es decir, mi marido y yo acabamos juntos y las dos niñas también. Y luego nos ataron a los cuatro a una verja que había en mitad de la habitación y que la dividía en dos.  Mmmmmmm. En el otro lado había una pantalla de ordenador que nos indicaba el tiempo. Nos dieron 45 minutos para resolver los acertijos y salir de allí.

Lo primero que intentamos fue encontrar la llave de las esposas. Nada. Así que pasamos a soltar el cable que nos ataba a los cuatro a la verja. Para eso debíamos abrir un candado con una combinación. Miramos por toda la habitación y probamos diferentes números que veíamos por la sala. Tuvimos suerte y conseguimos abrir el candado.

Había varios objetos en la sala: un teléfono antiguo, una mesa, un horno, varios dibujos colgados de una pared, algunos juguetes, una pistola en miniatura de juguete… Abrimos, pulsamos, tocamos, empujamos… y mi hija pequeña dio con la llave de las esposas. ¡Bien!

Había que llegar al otro lado

Había que llegar al otro lado

Pero todavía teníamos que abrir el candado que cerraba la verja y nos separaba del resto de la habitación…

El tiempo seguía pasando…

Miramos por todas partes. Nada. Levantamos todos los objetos, miramos debajo de todas las cosas… Nada.

De pronto apareció un mensaje en el ordenador. “Mirad en el horno.” En la sala había una antigua calefacción de pared de las de cerámica, muy antigua. Miramos en su interior (ya lo habíamos hecho antes) pero no vimos nada. Hasta que cogimos una espada de juguete como las de la Guerra de la Galaxias que se encendía pulsando un botón y la metimos en su interior. Entonces sí, mi hija pequeña vio una pequeña llave escondida en un rincón. ¡Buf!

Cada uno trabajaba con una pista

Cada uno trabajaba con una pista

Abrimos las verjas. Pasamos al otro lado. Sobre una mesa en uno de sus extremos había una caja de madera cerrada con un cristal. En su interior vimos una pequeña llave. Mi hija mayor, que es muy inteligente, encontró un imán en uno de los armarios y, sujetándolo, consiguió sacar la llave de su encajonamiento.

Las había muy complicadas

Las había muy complicadas

Pero no es que nos sirviera de mucho. Allí ya nos quedamos atascados. Cada uno intentaba resolver una de las pruebas. Lástima que alguna estaba en alemán…

Debo confesar que no lo conseguimos. Pero pasamos un rato muy divertido. Me pareció un lugar de lo más entretenido sobre todo para gente joven, un cumpleaños o algo así. Habrá que ir a ver las habitaciones originales. Aunque como sean más difíciles que esta…

Hasta pronto y un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s