Basilea y Thun con mi amiga

Estándar
¿Basilea o Moscú?

¿Basilea o Moscú?

Ayer estuvimos en Basilea para recoger en el aeropuerto a una amiga que venía a visitarnos. Curiosamente, algunas de las calles de las afueras nos hicieron sentir como si nos hubiésemos teletransportado a algún barrio de Moscú.

Vías en Basilea

Vías en Basilea

Una de las cosas que allí me llamó la atención fue ver que había tramos de vía de los tranvías cubiertos con hierba en lugar de tierra o piedras. Me resultó muy agradable, más que de la otra manera.

Martilleando

Martilleando

Como nos quedaba algo de tiempo, paramos para dar un paseo y tomar un poco el aire. Así nos encontramos con esta mega escultura móvil. Se movía el martillo de arriba a abajo.

Euroairport

Euroairport

Deben tener mucha afición a las esculturas porque las hay por todas partes. Esta otra del aeropuerto me ha parecido de lo más apropiada🙂 Sé que hay unas esculturas muy famosas en la ciudad pero no dispusimos de tiempo para visitar demasiadas cosas y tenemos previsto un viaje mañana para ir al mercado de Navidad.

Entrada al mercado de Navidad de Basilea

Entrada al mercado de Navidad de Basilea

Museo de muñecas

Museo de muñecas

Otra ventana

Otra ventana

Como cosa curiosa os enseñaré un escaparate de un museo de muñecas que me ha hecho mucha gracia… Según leí, cambian la exposición cada poco tiempo y siempre es genial. No se trata de una única ventana, sino que da la vuelta a toda la esquina. En cada lado hay un tema diferente y todos son auténticos.

¡Dios, qué feo!

¡Dios, qué feo!

(Aunque alguno de los muñecos den un poco de yuyu…)

Y eso fue lo que dio de sí ayer Basilea. El miércoles iremos al Mercado de Navidad y seguro que tendré mucho más para contaros.

El encanto de Thun

El encanto de Thun

Y hoy nos hemos ido a Thun. Ya sé que ya os he hablado de Thun antes pero hoy solo os enseñaré un par de cosas que no había visto antes y que me han llamado la atención.

Hemos tenido un día de cielos azules después de la nevada de ayer por la noche. No hacía demasiado frío y hemos aprovechado para pasear tranquilamente y disfrutar de la orilla del río. También hemos tenido la oportunidad de ir hasta el lago, algo que hasta ahora no había podido hacer. Me ha encantado.

El lago de Thun

El lago de Thun

¿Menú en catalán!?!?!?!

¿Menú en catalán!?!?!?!

El hielo en Thun

El hielo en Thun

Como había nevado, algunas de las calles, las menos, estaban muy complicadas.

Primero hemos ido a comer y hemos entrado en un restaurante italiano donde el servicio ha sido increíblemente amable. Tanto que a mi amiga de Barcelona casi se le caen las gafas de la sorpresa cuando la camarera, toda solícita ella, le ha presentado un menú en… ¡catalán!

¿Cisnes bicolores?

¿Cisnes bicolores?

Después de disfrutar de la comida (que para más inri, estaba deliciosa), hemos salido a la orilla del río a ver los puentes, los cisnes y otros atractivos tradicionales de este pueblo. Lo que no esperábamos era ver cisnes multicolores. Yo creía que eran blancos o negros, sin matices, y mira por dónde, hoy los había jaspeados… Hasta que un amable suizo nos ha explicado que se trata de crías de unos seis meses de edad que todavía no han cambiado totalmente el plumaje.

El pato kamikaze

El pato kamikaze

Hoy estaban un poco alterados los patos del río. Uno de ellos, apodado el “pato kamikaze” se ha dedicado a surcar la superficie del agua a toda velocidad como si fuera un auténtico torpedo. Queremos pensar que estaba comiendo plancton o algo parecido. Y no os creáis que lo hemos pillado en la foto de casualidad. Qué va. Se ha pegado muchos metros de deslizamiento a velocidad crucero.

Tubería con calcetín

Tubería con calcetín

Hemos visitado la calle de las tienditas y me ha hecho mucha gracia la presentación de una tubería junto a una tienda de lanas.

Y con esto termino de contaros nuestra visita a Thun. Espero que os haya gustado.

Un abrazo y hasta la próxima, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s