Suiza es un país de excursiones

Estándar
En la autopista

En la autopista

Ayer visitamos Interlaken una vez más porque mi marido aún no había estado allí. El día estaba precioso, con cielos azules y una temperatura tan buena que se podía tomar un café en una de las muchas terrazas del lugar. Hoy sin embargo, no para de llover. Esa es una de esas cosas que me llaman la atención en este país; cómo pasa de un día maravilloso, templado y soleado, a otro totalmente cubierto y lluvioso. Y siempre es de la noche a la mañana. Es como si la luna conjurara las nubes mientras dormimos.

¡Para chuparse los dedos!

¡Para chuparse los dedos!

Pero ayer no tomamos fondue ni raclette, como las otras veces. Optamos por comida india. Estaba fantástica, de lo mejorcito que he tomado nunca.

En el restaurante usaban unos salvamanteles de papel que me encantaron. Me parecieron de lo más prácticos y me traje uno a casa. Te enseñan todas las excursiones (con sus correspondientes medios de transporte) por todas las montañas y lagos cercanos. Así lo tengo todo a mano y puedo planificar las visitas sin volverme loca buscando en las guías o en internet. Me encanta.

El salvamantel

El salvamantel

No me diréis que no es práctico… Si hasta salen los funiculares… Y todas las excursiones parten de Interlaken. Es muy fácil y muy práctico.

Mansiones

Mansiones

Casa de madera decorada

Casa de madera decorada

Pero ayer no subimos a ninguna de las montañas; ni tan siquiera nos acercamos al lago. Nos limitamos a dar un paseo por la ciudad y a disfrutar de sus casas maravillosas. Es una pena que aquí todo sea tan disparatadamente caro. Si me tocara la lotería, no me importaría comprarme una de sus casitas con jardín. Además, las hay para todos los gustos, desde las que parecen palacetes, a las de madera antigua o las que parecen de brujas o perfectas para la noche de Halloween. Sería difícil elegir. La pena es que a estas fechas la mayoría ya están divididas para múltiples familias. Es difícil encontrar una que se haya mantenido como unifamiliar porque hasta para los suizos su mantenimiento resulta excesivo😦

Otra casa de madera

Otra casa de madera

Casa encantada

Casa encantada

Lo bueno es que, como toda Suiza está tan bien comunicada, los pueblos nunca se han vaciado de habitantes. Incluso los más pequeños tienen acceso al resto del país con transporte público y nunca ves casas vacías o en ruinas. Incluso las granjas más aisladas se ven arregladas y cuidadas. Una gozada.

Bueno, hasta pronto. Un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s