Thun o la búsqueda del bufón

Estándar
El Fuelung

El Fulehung

El bufón con sus vejigas

El bufón con sus vejigas

Hoy se celebra en Thun una fiesta muy antigua que se remonta al siglo XV. Según cuenta la leyenda, el bufón de la corte se mofó de los soldados y de los habitantes de Berna. Cuando cayó en sus manos durante la batalla, los soldados lo llevaron a Thun, donde le dieron su merecido. Y desde entonces, el primer lunes de septiembre a eso de las cinco de la mañana, el bufón vuelve a salir (ataviado con su ropa y su máscara tradicionales) desde el castillo de la ciudad hasta la plaza del ayuntamiento para escarnio y mofa de los habitantes, que se divierten metiéndose con él. El bufón para defenderse cuenta con un palo y un ramillete de vejigas de cerdo secas e hinchadas con las que golpea a quien se pone a tiro. Aunque para compensar, de vez en cuando arroja chocolates y caramelos. Se considera un honor recibir un golpe del Fulehung o bufón.

Al bufón no lo hemos conseguido encontrar porque ya era mucho después de las 5 de la mañana cuando nos hemos acercado a Thun pero la visita ha merecido igualmente la pena aunque ni siquiera nos hayamos acercado al lago, principal atracción de la zona.

Puente cubierto

Puente cubierto

Entrada al puente

Entrada al puente

La parte más antigua de la ciudad, la medieval, brota desde la orilla del río turquesa y sus múltiples puentes, algunos tan bellos como este cubierto y cuajado de flores bajo el que se desliza rápida la corriente y brincan las olas.

Todo construido de madera, su base actúa como unas compuertas de pantano que se abren para dejar pasar el agua retenida al otro lado.

Desde el puente

Desde el puente

El puente cuenta con una multitud de ventanas enmarcadas entre flores que parecen esconderse bajo su tejado y desde las que se admiran vistas de encantadores que se presentan en forma de pequeñas postales hueco tras hueco.

Alucinando

Alucinando

El cisne valiente

El cisne valiente

Al llegar a la otra orilla encontramos un montón de patos y cisnes que hacen las delicias de mi perro. Creo que piensa que nunca ha visto pájaros tan grandes ni tan blancos. Se les queda mirando sin perder detalle, intentando acercarse a ellos lo más posible. Uno de los cisnes se enfada y le bufa como si fuera un gato, enseñándole los dientes que oculta dentro del pico. Mi perro sigue ensimismado. Está claro que Suiza está siendo todo un descubrimiento para él.

Peces y cisnes

Peces y cisnes

Lo que no creo que hay podido ver eran los enormes peces que nadan bajo los cisnes y los patos. Como el agua está tan limpia y cristalina, se ven perfectamente. (Comprobad en la fotografía el tamaño de los peces comparándolo con el de los cisnes. Grandes, ¿verdad?)

La vista del horizonte desde la otra orilla es de auténtico cuento de hadas con los Alpes nevados al fondo. Si no, mirad y opinad…

IMG_5664

Las terrazas

Las terrazas

A lo largo de la orilla hay multitud de terrazas, todas ellas llenas de gente disfrutando de la buena temperatura. Para que luego digan que solo sabemos disfrutar en España🙂

El espontáneo

El espontáneo

Nos acercamos al río. Se puede bajar directamente hasta el agua y allí un espontáneo que se está refrescando ayuda al miedoso de mi perro a bajar un peldaño y poder remojarse las patas.

Y ahora os cuento algo que me parece increíble. ¿Os imagináis hacer surf en un río de ciudad? Pues es lo que veo en Thun. Hay dos jóvenes en el agua, con traje de neopreno y tabla en ristre, que aprovechan las olas formadas por la presa del puente para sujetarse a una cuerda y saltarlas como si estuvieran en California, Hawai o la playa de Gros en San Sebastián. Si lo que no se inventen…

Surfeando en la bañera

Surfeando en la bañera

El bufón

El bufón

Dejamos el río y nos adentramos en las callejas adoquinadas de la parte más antigua. En las fachadas vemos reminiscencias del bufón cuya fiesta se celebra hoy.

Castillo de Thun

Castillo de Thun

Y al fondo se alza el castillo del siglo XII, desafortunadamente ahora de obras. Es hacia donde nos dirigimos con calma, paseando por las calles y disfrutando del ambiente festivo que hoy impera en la ciudad.

El carrusel

El carrusel

En una plaza de pronto nos encontramos con un carrusel antiguo que gira al son de música de feria de la de siempre. Es una música que parece estar unida a los carruseles de todo el mundo y de todas las épocas.

También hay carros con palomitas y otras chucherías para los más pequeños.

La plaza

La plaza

Seguimos paseando. Las calles se abren a otra plaza, está más grande, donde hay preparado un escenario para algún evento musical. No os lo he contado pero la tradición es que durante toda la noche del domingo haya bailes y conciertos por toda la ciudad hasta la hora en que el bufón salga del castillo, a eso de las cinco de la madrugada.

Calles engalanadas

Calles engalanadas

Por todas las calles hay banderines y banderas ondeando al viento. Las hay de la ciudad, del cantón, del país… Está claro que los habitantes de Thun se han esmerado aún más de lo habitual porque su ciudad luciera limpia y bonita. Si los suizos en general tienen las calles siempre barridas y recogidas, las de hoy aquí están también de lo más acicaladas.

El corazón azul

El corazón azul

Encontramos sorpresas en muchos rincones, como esta fuente. ¿Será otro de los símbolos de esta ciudad, ese corazón azul coronado como los reyes y rodeado de espino?

Más sorpresas

Más sorpresas

Por no mencionar lo que nos encontramos unos metros más adelante. No sé si también habrá baile de disfraces o alguna carrera o maratón extraña, pero esto es lo que veo… Sí, lo que lleva en la cabeza es una bolsa de patatas fritas por sombrero.

Entrada a la fortificación

Entrada a la fortificación

Proseguimos nuestro ascenso y llegamos a la antigua puerta de entrada de la fortificación, la que seguramente fuera la puerta de acceso a la ciudad original. Una vez más, lo antiguo y lo nuevo se unen en una ciudad suiza sin fisuras ni discordancias. Es un placer contemplar la fusión del pasado y el presente de una manera tan sencilla y sólida.

El castillo

El castillo

Cruzamos los jardines de la iglesia y nos adentramos en el espacio del castillo, que está de obras. En su interior alberga un museo, ya cerrado por hoy, que podría ser interesante visitar en otra ocasión. Se supone que refleja la historia de estas tierras durante los últimos 4000 años. Seguro que algo podemos aprender.

En nuestro descenso nos encontramos con estas dos casas y su jardín compartido. ¡Yo quiero una! Vivir en un entorno así tiene que resultar mágico; despertarte por las mañanas y salir a desayunar a ese jardín… o cenar en él en una noche de verano…

Dos casas y un jardín

Dos casas y un jardín

La acera

La acera

Y ya de nuevo al pie del río tropiezo con esta curiosa acera… Sí, son monedas auténticas embutidas en el hormigón del suelo. La acera pasa justo por delante de un banco, claro.

zzzzzzzzz

zzzzzzzzz

Y para terminar solo quiero enseñaros que también aquí la gente, además de irse de terracitas, se echa la siesta.

Hasta pronto. Un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

»

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s