Gurten, la montaña particular de Berna

Estándar

Hoy hace un día radiante. Estamos a más de 25 grados (22 de septiembre) y nos apuntamos a la excursión organizada por la Asociación de Padres del cole de las niñas. La idea es subir hasta la montaña Gurten que se alza en plena Berna. Yo no la conozco. Va a ser mi primera visita.

Vamos tarde porque mi hija pequeña no decide hasta el último momento que se quiere apuntar. Salimos ella y yo acompañadas de nuestro viejo perro hacia la estación del tranvía. Llegamos a Berna, hacemos transbordo y nos dirigimos al pie de la montaña, a la estación del funicular. Con perro y todo subimos en funicular hasta la cima.

La ciudad se extiende a nuestros pies.

Berna

Berna

En todas partes hay gente con y sin niños, con bicis, con perros… el día está tan agradable que son muchos los que se han animado a subir hasta aquí para disfrutar del aire puro de los Alpes.

En la cima no solo hay verde… hay todo un conjunto de instalaciones para disfrute del público de todas las edades: un restaurante elegante con velas y mesas con manteles de hilo para los más exigentes que a su vez cuenta con un bufé autoservicio para otros comensales menos refinados; un pequeño tren que hace las delicias de los más pequeños porque, montados en él, recorren un pequeño trayecto una y otra vez; columpios de múltiples diseños, cafetería, heladería, salón de congresos (por supuesto), zona de picnic…

Y toda la montaña está surcada por caminos para pasear, andar en bici, escalar…

Nuestro grupo sale en una búsqueda del tesoro organizada por unos padres con muchas ganas mientras que los que no podemos escalar permanecemos disfrutando de la verde pradera de las cimas. Otras familias vuelan cometas, juegan al  frisbee o simplemente disfrutan del sol tumbados sobre mantas multicolores.

IMG_5623

La pradera es intensamente verde.

Las barbacoas echan humo. Los que no se han ido a buscar el tesoro preparan el fuego para las salchichas, carnes y otros alimentos que cocinarán para comer sentados sobre la hierba. Yo solo he traído unos bocadillos. Me ha parecido más fácil, estando solo la peque y yo.

Después de la comida y una pequeña sobremesa, me acerco al extremo de la cima para ver las vistas… Mejor os las enseño.

Los Alpes

Los Alpes

Bajamos caminando de vuelta al tranvía. Mi perro se tumba a mitad de descenso para descansar. Sí, está muy viejito. Pero se le ve contento. Solo por las vistas ha merecido la pena. Qué bendición tener una montaña así tan cerca. Te cambia el día a día. Te da otra visión del mundo. Merece la pena disfrutarla.

Hasta pronto y un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s