Imágenes de Worb

Estándar

Hoy he bajado a hacer unos recados al pueblo pero al subir de vuelta a casa me he desviado un poco para que mi perro disfrutara un rato más del paseíto. Y he encontrado unos rincones de ensueño en este, nuestro nuevo pueblo. Mirad y juzgad.

Nuestro valle

Nuestro valle

Observad los Alpes nevados al fondo…

Flores de Worb

Flores de Worb

Hasta los más mínimos detalles tienen aquí encanto. ¿Qué me decís de estas “flores-peluca-moño pijo”? Me encantan. Estaban en uno de los montones de arbustos y plantas que crecen en los jardines de todos los vecinos. Aquí hay verdadero furor por la jardinería. Mires donde mires hay árboles, flores, arbustos, y todo puesto con gusto e intentando que quede bonito.

???

???

Por el camino me he encontrado conejeras y gallineros (obviamente con conejos y gallinas en su interior), además de terrazas en rincones imposibles y puertas (¿protegidas?) con ristras de ajos…

He visto granjas y pastos interminables, arroyos y árboles centenarios y mastodónticos, todo ello dentro del pueblo. Y he decidido subir hasta el palacio que domina el pueblo desde las alturas; ver por fin algo que seguro que define a Worb y que data nada más y nada menos que del siglo XII.

Sí, esto también es el pueblo

Sí, esto también es el pueblo

El acceso

El acceso

Fuentes por todo

Fuentes por todo

Toda la zona que rodea al palacio es decididamente medieval. Mirad qué plaza con su correspondiente fuente. Pero si hasta la calle estaba adoquinada…

¿Y qué os parece el camino de acceso al “castillo” del pueblo? No me diréis que no encajarían perfectamente unos carruajes tirados por caballos… Por no decir nada de las torretas tipo madrastra de Blancanieves… O del verde que todo lo rodea y le da ese aire tan romántico y etéreo, primaveral a pesar de estar ya casi en otoño…

Escalera

Escalera

Esta es la escalera-atajo que mi perro y yo hemos tomado para acceder al camino de entrada al castillo sin tener que dar toda la vuelta. Solo le faltaban las hadas del bosque porque el ruido del arroyo sí que estaba.

Subiendo por el puente

Subiendo por el puente

Y aquí podéis ver más de cerca cómo es el puente de acceso al palacete. Se nota que se construyó originalmente siguiendo las normas de la Edad Media. Me encanta.

Me han dicho que en el palacete vive aún la viuda del noble al que pertenecía antes de morir pero yo no he visto un alma. Parece ser que la familia compró el castillo en el siglo XVII y que uno de sus descendientes era pariente de Lyndon Johnson, uno de los presidentes de Estados Unidos. Sí que había buzones y un montón de melocotones en una cesta ante una de las puertas, además de varios coches, pero no sé si se trata de una sola casa o de varias. Una vez subido el puente se pasa bajo un arco que da acceso a una plaza.

El arco de entrada

El arco de entrada

La plaza del palacete

La plaza del palacete

Mi perro y yo nos hemos sentado allí un rato a descansar (porque el pobre ya está viejito). El entorno era digno de Romeo y Julieta.

¿Y habéis visto el discreto color rojo de las contraventanas? Seguro que es gules o rojo heráldico. Le pega todo.🙂

Detalle de la plaza

Detalle de la plaza

Luego hemos bajado por el otro lado.

En el pueblo

En el pueblo

Más fuentes... esta, privada

Más fuentes… esta, privada

Y hemos seguido viendo pastos, llanuras, colinas y fuentes…

Ha sido una gozada de paseo. Aunque mi pobre perro lleva durmiendo desde que hemos vuelto🙂

Pronto os contaré más cosas. Un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s