De paseíto por Berna

Estándar
Hacía calor

Hacía calor

Hoy hemos salido a pasear de sabadete por Berna. Y nos hemos llevado unas cuantas sorpresas de lo  más agradables. 😊

Como el tiempo estaba muy veraniego, los chiquillos han disfrutado un montón con los chorros de agua de la fuente de la plaza principal. Las calles de la ciudad estaban llenas de gente paseando y el ambiente era bastante festivo.

La casa de los osos

La casa de los osos

Nos hemos tomado una cervecita en una terraza y luego hemos seguido caminando hasta llegar al puente y cruzar al otro lado, donde hemos conseguido por fin ver a los osos de Berna. Estaban tranquilamente en su terreno paseando, comiendo, echando una siesta… Me habría encantado ver a uno nadando en las piscinas que les han construido en su territorio pero no me quejo. Es una gozada verlos a su bola.

Residencia antigua

Residencia antigua

Hemos visto tres magníficos osos. Tenían un pelo lustroso y parecían estar muy sanos y tranquilos.

Echando la siesta

Echando la siesta

Tal vez recordéis que durante mi visita anterior a Berna os conté que lo de los osos es tradicional porque el fundador de la ciudad  eligió ese animal como símbolo tras haber prometido que elegiría al primer animal que cazara en el bosque que debía talar para construir su urbe. Por eso siempre ha habido ejemplares en la capital. Hasta hace algunos años los pobres vivían en un recinto diminuto y por eso diferentes grupos de ecologistas lucharon durante mucho tiempo hasta conseguir que el municipio construyera unas instalaciones en condiciones con el apoyo de los donativos privados de los bearneses. Y es allí donde ahora viven los osos.

Lo que ven los osos desde su casa

Lo que ven los osos desde su casa

En plena actuación

En plena actuación

Después de pasar un rato viendo los animales nos hemos ido al centro. Había un festival de músicos callejeros. Ha sido muy entretenido. La calle estaba a rebosar de gente viendo las actuaciones que, todo hay que decirlo, eran de lo mejorcito. ¡Para que luego digan que los suizos son aburridos!

Para los peques

Para los peques

Había un montón de máquinas con las que los más pequeños podían jugar entre actuación y actuación. Y varios puestos de comida y bebida para todos los gustos.

Las actuaciones era de todos los tipos y colores: desde break dance hasta marionetas o música latina.

marionetas

marionetas

La gente se sentaba en el suelo y había un ambiente fenomenal. Aplaudían y animaban a los artistas. En uno de los escenarios ha subido una espontánea y se ha puesto a bailar con los músicos. El público la ha aplaudido y le ha seguido el rollete.

Cenando

Cenando

Y a pesar de la juerga y la bebida y comida, no se veía ni un papel en el suelo, todas las calles estaban limpias, limpias.

Engendro

Engendro

Y cuando ya nos íbamos nos hemos encontrado con este engendro de moto aparcado en la calle… No sé si me atrevería a subirme en algo así.

Ahora, lo que hoy se ha llevado la palma ha sido el retrete masculino último modelo “Made in Switzerland.” ¿Vosotros os atreveríais a usarlo en público? Está visto que los suizos sí.

Made in Switzerland

Made in Switzerland

Detalle

Detalle

Hasta pronto. Un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

»

  1. Hola!
    estos urniarios masculinos tan poco discretos tb se llevan por aquí. Ya hace un par de años que inundan las calles en todas las fiestas.
    Son cuuuutres a matar. Lo peor es pararte en un semaforo al lado de uno de ellos… no sabes pa donde mirar!

    Me gusta

    • Será que se están poniendo de moda, sí. Yo hasta venir aquí no había coincidido con ellos pero me dejaron atónita. Lo que más me sorprendió fue la naturalidad con que los usuarios los usaban y que estuvieran en mitad de la calle, no en una esquina o un poco alejados…

      Me gusta

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s