Llegada a San Francisco

Estándar
Restaurante vaquero

Restaurante vaquero

Salimos de Yosemite y acabamos cenando en un lugar de lo más auténtico, en tierra de vaqueros, en un pueblecito en el que paramos por el camino y no cabía una mosca. Estaba decorado como vemos en las películas, un poco como un saloon del oeste y la comida era lo esperable en un sitio así. Disfrutamos mucho porque el servicio fue muy amable y el ambiente único.

La reserva india

La reserva india

Al día siguiente salimos hacia San Francisco pero primero quisimos visitar una auténtica reserva india. Hay varias en la zona. ¡Menuda decepción me llevé! No había ningún tipo de diferencia entre el entorno y la reserva excepto la existencia de unos edificios que, según nos dijeron, son las instalaciones de un casino. El juego está prohibido en el estado de California pero las reservas indias tienen estatus especial y no siguen las mismas leyes. Por eso los indios, que parecen haber espabilado un poco, se han dedicado a construir casinos y a sacar el dinero a los americanos porque no les tienen que impuestos. 😄

Entrada

Entrada

Por fin llegamos a San Francisco. Aunque la entrada no la hicimos por el Golden Gate, sí que cruzamos uno de los puentes.

IMG_4251Muchos tal vez no lo sepáis pero esta ciudad tiene un microclima que hace que nunca tengas sensación de calor sino todo lo contrario, aunque a diez kilómetros el termómetro esté por las nubes. De pronto tuvimos que sacar las chaquetas y pantalones largos porque la temperatura había bajado más de 15 grados. Brrrrrr. Otra de las características que diferencia esta urbe de las demás es que tiene un carácter mucho más cosmopolita y abierto. Aquí siempre se ve gente paseando por la calle y nadie te mirar dos veces, vayas como vayas vestido.

La primera noche fuimos a cenar con una amiga, V., a quien hacía 20 años que no veía. ¡Qué alegría! El rato de la cena se nos hizo muy corto y no nos dio para recuperar todo el tiempo perdido. Ella eligió un restaurante de comida hawaiana fusión donde disfrutamos de platos exóticos y sabrosos. Felicidad.

Hasta la próxima. Un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s