Parque Nacional Yosemite

Estándar
Entrada

Entrada

Yosemite increíble

Yosemite increíble

Yosemite tal vez tenga las vistas más espectaculares con que me haya encontrado hasta ahora. Este tradicional parque natural de California, situado en tierras de los indios americanos y regado por ríos donde los buscadores de oro hicieron sus fortunas, se abre al público durante todo el año. Las rutas marcadas para su visita solo cubren un 5% de su extensión y muestran tres o cuatro atracciones conocidas mundialmente, como sus secuoyas gigantes. Es lugar tradicional de acampada para las familias americanas, con multitud de zonas preparadas para ello, y cuenta además con una vida salvaje auténtica y rica: osos, coyotes, mofetas, ciervos… En el parque se pueden practicar muchos deportes como el senderismo, el piragüismo, la escalada, la equitación y otros muchos. Es gigantesco y maravilloso.

No podemos disfrutar del parque todo lo que nos hubiera gustado porque solo lo podemos visitar durante un día, pero creo que os haréis una idea de lo fantástico que es. De hecho, hubo varias ocasiones en que comentamos que parece el entorno ideal como morada de dinosaurios. 😊. Es verdaderamente impresionante.

La ruta para llegar no es muy cómoda. Vayas por donde vayas hay carreteras de montaña con curvas continuas e imposibles. Hay zonas en que la caída es tan profunda que me produce vértigo ir hasta conduciendo por allí. Glup.

Una pena

Una pena

Pero es una pena ver que hay varias zonas que han sido pasto de los incendios.

La llegada a Yosemite

La llegada a Yosemite

Los bosques se extienden más allá de donde se pierde la vista. Es naturaleza en estado puro.

El Parque existe como tal desde el siglo XIX y además de los bosques es famoso por sus cascadas y sus formaciones rocosas. La Cascada Yosemite (que no pudimos visitar y me dijeron que estaba seca por el verano) es la quinta en tamaño en todo el mundo. Sí pudimos visitar la Cascada Bridalveil, que aún cuenta con un poquito de agua.

La serpiente

La serpiente

Primero paramos para hacer algunas fotos y luego intentamos llegar hasta el río para refrescarnos un poco. Hacía un día precioso y caluroso. Cuando llegamos hasta la orilla descubrimos que la zona arenosa está al otro lado de un gran charco de agua sucia sobre el que pasaba un tronco caído. “Crucemos por ahí,” sugerí. Más vale que un chaval que estaba cerca nos avisó. Había una gran serpiente negra entre las raíces del árbol que íbamos a usar de puente. No tenemos ni idea de si era venenosa. Nos fuimos a buscar otro camino hasta el agua.

El río

El río

Por fin llegamos hasta el río. El agua estaba tan limpia que podíamos ver los peces que nadaban en ella. Y fría, estaba bastante fría. Pero se agradecía poder mojarnos los pies. ¡Y pensar que este es el río que ha provocado estos paisajes increíbles!

Las rocas

Las rocas

En el horizonte se recortan El Capitán y la Media Cúpula, las dos imponentes formaciones rocosas que se alzan al fondo del valle, como vigilándolo. Son preciosas y majestuosas.

Volvimos al coche para seguir adelante porque lo que queríamos ver estaba bastante lejos. Por el camino nos encontramos con zonas de equitación donde se puede alquilar un caballo para salir en grupo a pasear por el parque. Pero aunque a mi hija mayor le apetecía mucho al final no lo hizo porque solo te dejan ir al paso. Temen denuncias si alguien se cae o se hace daño 😒

Naturaleza majestuosa

Naturaleza majestuosa

Miráramos donde miráramos, los paisajes eran de quitar el hipo. Comparad el tamaño de los árboles con el de las montañas… Alucinante.

Urraca azul

Urraca azul

Y en los bosques, como os he dicho, había mucha vida salvaje. Aquí podéis ver una urraca azul. Totalmente azul. Las había por todas partes y eran tan descaradas como sus primas europeas.

Fuimos caminando a ver Bridalveil, la cascada que os he comentado antes. Bajo ella se extiende el cauce del río, ahora casi seco, formado por grandes rocas de glaciar. Imagino cómo tiene que ser la escena en época de deshielo.

Cascada

Cascada

Indios americanos

Indios americanos

Artesanía india

Artesanía india

Según los carteles que vimos en el parque, todavía hay “nativos americanos” (como se supone que se debe llamar a los indios si se quiere ser políticamente correcto) viviendo en las tierras del parque. Se pide respeto para su forma de vida y para sus recursos naturales. Paramos a tomar algo en un hotel de lujo que hay en la zona más comercial y en su tienda vendían objetos de artesanía de los habitantes locales.

Secuoyas gigantes

Secuoyas gigantes

Seguimos avanzando dirigiéndonos a la zona que más nos apetecía ver, la de las secuoyas gigantes. Y no quedamos decepcionados. ¡Menudos árboles! Los mayores tienen 3000 años de antigüedad y son más altos que un avión o que la Estatua de la Libertad. Por no hablar de su grosor. Los troncos tienen agujeros muy redondos en algunos sitios porque son hogar de pájaros carpinteros.

Secuya fosilizada

Secuya fosilizada

Y la madera de estos árboles es tan dura que, cuando mueren, perdura durante siglos como si estuviera fosilizada.

En inglés se conocen como “madera roja” porque su alto contenido en taninos los hace tener un tinte rojizo. Los taninos son parte del vino, como muchos de vosotros sabéis, así que supongo que las secuoyas son como los buenos caldos, cuanto más viejas y añejas, mejor.

Los ejemplares más importantes están rodeados por unas vallas protectoras porque, según nos explican los carteles, estos árboles tienen raíces muy superficiales y pisarlas puede dañar su crecimiento. ¡Quién lo habría imaginado! Con semejante tamaño, yo habría esperado que las raíces fueran muy profundas para poder sujetarlos y afianzarlos bien…

Ciervos salvajes

Ciervos salvajes

Ardillas salvajes

Ardillas salvajes

Por el camino encontramos algunos habitantes más de estos bosques. También hay carteles en muchos lugares pidiendo que no se alimente a los animales y se les permita seguir siendo salvajes para su propia protección.

IMG_4208Y en esta foto podéis ver al abuelo de todas las secuyoas. Fijaros en el tamaño de las personas situadas en su base. Se lo conoce como el Grizzly Giant (algo así como el Gigante Oso Grizzly) y aunque su base se incendió en algún fuego, sigue viviendo con fuerza.

Increíble. El Parque Yosemite es un sitio al que volver con varios días para explorarlo con calma y disfrutar de sus muchísimos tesoros.

Pronto os contaré más. Un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s