Tercer día en… ¿Disneylandia?

Estándar
Esguince

Esguince

Hospital

Hospital

Pues va a ser que no. Mi hija pequeña tuvo un accidente en sus clases de tenis antes de salir de Moscú y se torció el meñique de la mano izquierda. Esperábamos que se le pasara y que no fuese más que el golpe pero el dedo sigue hinchándose cada vez más y está claro que debe verla un médico. ¡Noooooooo!

Acabamos en el hospital para que le hagan una radiografía. Solo vamos ella y yo porque no tiene sentido que vayamos los cuatro. Nos hacen esperar en la zona de urgencias tras hacernos rellenar un montón de papeles.

Viene un enfermero y le toma la temperatura, le mide la tensión y todo lo típico en estos casos. Más de una hora después viene una médico de guardia para decirnos que va a pedir los rayos X. (Hasta ahí ya llegaba yo también 😒)

Tras casi tres horas en el hospital por fin nos podemos ir a casa. Nos dicen que tiene un fuerte esguince y que debe mantener el dedo inmovilizado o no se recuperará del todo. Nada importante aunque sí hacía falta que fuéramos al médico. Buf, qué agotamiento; ya me bastaba con conocer a casi todos los médicos de Moscú. No tenía ningún interés por conocer uno californiano. Pero bueno, ya está.

Cine en coche

Cine en coche

Como es hora de comer para cuando podemos reunirnos con mi marido y mi otra hija, queda claro que Disneylandia no podrá ser. Así que nos vamos a buscar otras aventuras. Y encontramos una que promete… pero no puede ser. Es un cine para coches, de esos que salen en las películas, pero como es demasiado pronto y aún hay luz de día, está cerrado. Tendrá que ser otro día u otra noche.

Pasamos la tarde haciendo algún recado y cenando en un restaurante coreano.

Al día siguiente conducimos hasta Hollywood, donde estaremos durante tres días. Pronto os lo contaré.

Un abrazo, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Un comentario »

  1. Desde luego ya es mala suerte que en la otra parte del mundo tengas que visitar un hospital, aunque en este caso sea para algo “leve”. Espero que tu espalda te dé una tregua. Es una viaje fantástico el que estáis haciendo. ¡¡¡ Me encanta !!! Muchos besos.

    Me gusta

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s