Música barroca en un palacio de madera

Estándar
Tapiz

Tapiz

Viento

Viento

Este domingo asistí con mi hija pequeña a un concierto de música barroca en el palacio de madera del Zar Alexei Mijáilovich en Kolomenskoye del que os hablé no hace mucho. Esperábamos un concierto con bailes en traje de época, puesto que así nos lo habían explicado cuando compré las entradas. Imaginaros entonces nuestra sorpresa cuando nos acercamos a la sala y vimos un montón de instrumentos de época sobre unas mesas y bancos y, en el centro del escenario, unas sillas y varios atriles con partituras ocupando todo el espacio y no dejando sitio libre para que nadie pudiera bailar.

El tamborilero

El tamborilero

Instrumentos

Instrumentos

Los músicos no tardaron en entrar. El programa eran varias piezas de música medieval interpretadas con los instrumentos de entonces. Resultaba muy curioso ver las caras que ponían algunos de los músicos mientras interpretaban, sobre todo el que tocaba el tambor y después algunos de los de viento. No os puedo decir de qué instrumentos se trataba en muchos de los casos porque nunca los había visto. Era sorprendente también observar que varios de los músicos intercambiaban los instrumentos sin ningún problema y tocaban diversos en las diferentes melodías.

La cantante

La cantante

También había una cantante, una joven que interpretaba las canciones acompañada por esa pequeña orquesta barroca y que, para nuestra diversión, también ponía unas caras de lo más sorprendentes.

En un momento dado a mi hija y a mí nos entró un ataque de risa. ¡Qué horror! Pero, entre las caras que ponía el tamborilero y una de las letras de una de las canciones que decía algo así como pirripípípípípípí y no sé cuántos píes más, no nos fue fácil ocultar las risas. Además, estábamos en primera fila y algunos de los músicos nos miraban y también tenían que hacer esfuerzos para no carcajearse.

Y como el concierto tuvo lugar el día que estalló la tormenta de nieve en Moscú, hacía un frío increíble en la sala. A mitad del concierto mi hija tuvo que salir al guardarropa a coger uno de nuestros abrigos porque no aguantaba.

Nos lo pasamos genial. Un concierto así, en ese entorno y con esas condiciones, solo se puede dar en Moscú. Fue único.

Un abrazo y hasta pronto, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s