Una legendaria fábrica de vodka

Estándar

IMG_0073El vodka solo fue vino hasta que la Unión Soviética decidió cambiarle el nombre oficialmente. O eso nos contaron durante una visita organizada en la que participé ayer a la fábrica Kristall, la más antigua de Moscú, fundada en 1901. Según la leyenda, el nombre Vodka viene de “voda,” o “agua” en ruso porque su contenido es licor destilado de diferentes productos (cebada, centeno, trigo, patata, cebolla…) y agua.

IMG_0086Los historiadores no se ponen de acuerdo sobre cuál fue la cuna del vodka. Las candidatas principales a tal honor son Polonia y Rusia. Lo que sí parece estar claro es que ya era popular en la Edad Media y que los zares comenzaban sus almuerzos siempre con una copa de vodka y un pedazo de pan, además de contar con el monopolio de su fabricación y venta.

En la actualidad hay vodkas para todos los gustos: los hay de muchos productos diferentes y también de distintos sabores: más dulces, más secos, más refinados… aunque casi todos ellos contienen un 40% de alcohol.

IMG_0092IMG_0090Cuando en Rusia se comenzó a elaborar esta bebida con intención de fabricarla en grandes cantidades, los rusos se encontraron con el problema de que no sabían fabricar buenas botellas de vidrio para comercializarlo. Las botellas que conocían venían de Italia y contenían un “vino” de 60% que les resultaba demasiado fuerte. Además, eran unas botellas pesadas y poco manejables. Así que los eslavos comenzaron a trabajar para encontrar la fórmula que les permitiera contar con botellas mejores. Poco a poco fueron refinando su estilo hasta llegar a crear los contenedores más finos y curiosos, unas botellas que han llegado a importarse a otros países por su diseño y belleza.

Vodka cósmico

Vodka cósmico

En la actualidad las botellas de vodka pueden presentar cualquier tipo de formato, como pudimos comprobar en el museo de vodka que tienen en la fábrica. Las hay incluso especiales para los astronautras… aunque no me quedó muy claro si realmente se las han llegado a llevar alguna vez al espacio.

La fábrica Kristall se instaló en un lugar privilegiado de Moscú ocupando unos edificios y unos solares que antiguamente habían sido unos establos. El lugar era idóneo porque disponía de agua corriente en grandes cantidades y estaba un poco alejada del centro de la ciudad. Todavía hoy , más de un siglo después, siguen ocupando el mismo solar y presentan el aspecto de un edificio tradicional de ladrillo de aquella época.

Bomba nazi

Bomba nazi

Los primeros cócteles Molotov

Los primeros cócteles Molotov

Durante la guerra los nazis se apresuraron a bombardearla fábrica porque del vodka habían pasado a la rápida invención del cóctel Molotov que los rusos lanzaban a grandes distancias con ayuda de unos fusiles adaptados a ese propósito. En las instalaciones podemos ver hoy los restos de una de las auténticas bombas que cayeron sobre ellas y que destruyeron el 60% del conjunto empresarial.

Hoy la fábrica está en pleno funcionamiento y produce diferentes tipos de vodka. Tuvimos la suerte de que los anfitriones organizaran una cata para nosotros al terminar la visita.

El vodka se debe tomar con comida por su alto contenido en alcohol, por lo que también nos prepararon un refrigerio con diferentes aperitivos del país. No podían faltar los pepinillos ni los embutidos de cerdo pero también había queso, tomates, pimientos y galletitas.

Los probé todos 😉

Los probé todos 😉

Probamos nada menos que diez tipos de vodka. Nuestro guía nos iba explicando las diferencias: este está hecho con azúcar y trigo, este otro no tiene azúcar, el de ahora contiene arándanos amargos pero el siguiente tiene unas hierbas locales especiales…

Típico restaurante ruso antiguo

Típico restaurante ruso antiguo

Y sí es verdad que saben diferentes, sí.

También aprendimos que, contrariamente a lo que se cree popularmente, el vodka no debe refrigerarse y ha de beberse a temperatura ambiente. Para tomar de manera correcta este destilado, debemos introducir toda la cantidad en la boca, expeler el aire, tragar y tomar aire de nuevo. Solo así podremos degustar la bebida en su totalidad.

Por lo menos la sala no era como los restaurantes antiguos de este país. Por lo que sea, les encantaba tener osos disecados a la entrada. El que veis en la foto es un oso disecado ruso de verdad. ¡Brrrrrr!

Al salir fuimos a la tienda para comprar los que más nos habían gustado. Cuál no sería nuestra sorpresa cuando nos dijeron que el último degustado, uno con arándanos, ya no se fabrica. ¿Para qué nos lo habían ofrecido si no lo íbamos a poder comprar luego en ningún sitio? Cosas de rusos…

Un abrazo y hasta la próxima, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

»

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s