El fin de una saga

Estándar
Vera Ivanova

Vera Ivanova

Algunos de vosotros tal vez recordéis a Vera Ivanova, aquella encantadora anciana de la que os hablé en noviembre de 2011 con motivo de la charla que nos dio y en la que nos habló de su vida en Rusia, de su infancia en casa de su familia aristocrática y de la posterior caída en desgracia de su padre, de su estancia en un campo de trabajos forzados en Siberia y de otras muchas cosas más. Acabo de saber que ha fallecido. Y lo he sabido curiosamente mientras visitaba la tienda de la que fue la fábrica de telas de su familia, una tienda que todavía hoy existe en Moscú. Vaya con esta entrada mía de hoy mi humilde homenaje a Vera, una mujer con muchas agallas y mucho coraje que, a pesar de lo dura que fue la vida con ella, no mostraba ningún rencor hacia el resto de la humanidad.

IMG_0005Sí, la vida está llena de casualidades y la de hoy ha sido que fuera de compras a la tienda que fue el orgullo de la familia de Vera. La tienda es conocida por la calidad de sus textiles. Venden todo tipo de manteles, servilletas, trapos, cortinas y demás productos para el hogar con diseños puramente rusos y colores de lo más atrevidos.

IMG_0010En la tienda hay una habitación museo en recuerdo de la familia que fundó la empresa. Allí hemos visto fotos y varios de sus objetos y muebles así como muestras de algunas de las telas originales y de los diseños más famosos.

IMG_0011Los productos de esta tienda son muy conocidos por su calidad. Las telas resisten y los colores sobreviven durante años y años. Además, los diseños son típicamente rusos.

IMG_0014El producto estrella es el mantel pero también tienen otras cosas como lo que veis en la fotografía de la izquierda, que es una tela la preparada para cortar y coser el dobladillo de un delantal, varios trapos y un mantel de pequeño tamaño.

IMG_0031Al acabar de hacer nuestras compras, nos hemos ido a comer a una de las Siete Hermanas, esas torres construidas por orden de Stalin que constituyen una de las marcas arquitectónicas más famosas de la ciudad. El restaurante elegido para hoy es una antigua cafetería soviética a modo de “sírvase usted mismo.” Sin embargo, al mirar a nuestro alrededor y ver algunos de los comensales, nos hemos preguntado si el tiempo no se había detenido y si no estábamos de nuevo en el pasado…

IMG_0027IMG_0036La decoración del restaurante me recuerda mucho a la de las estaciones de metro de Moscú, con sus colores, sus mármoles, sus columnas. Las lámparas, sobre todo,me han resultado de lo más pintorescas.

Y lo mejor de todo es que los precios de la comida son de risa. Yo he tomado una sopa de bróculi, salmón con verduras y un zumo de manzana y he pagado 340 rublos, unos 8 euros, un precio irrisorio en el gran Moscú.

Hasta la próxima, J.

Acerca de Jessica J. Lockhart

Humanóloga La vida puede ser muy desgraciada o apasionante. El Coaching en Optimismo®, el coaching de vida, el mentoring, la lingüística... son algunas de las herramientas que me permiten trabajar como en el terreno de la Humanología® y ofrecer a mis clientes caminos que les permiten alcanzar las metas que buscan. Esta página es un punto de encuentro para todos aquellos que hayan perdido su optimismo natural, felicidad y su energía y quieran recuperarlos. Humanologist Life can be a miserable experience or a thrilling one. Optimism Coaching®, Life Coaching, Mentoring, Linguistics... are but a few of the tools that I use in Humanology® to offer my clients new ways to reach their goals. This page is a meeting point for those who've lost their optimism, happiness or energy and want them back!

Deja tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s